sábado, octubre 31, 2015

La noche celta (Poema del Samhain)

Mi poema en honor al Samhain y a la Festividad de Halloween. Desde ya, les deseo a todos que hayan tenido una excelente jornada.

La noche celta (Poema del Samhain)

La calavera vuela preparando su discurso
de traer una ruina breve y un planeta en sombras
luego del ataque a los hogares de Irlanda.

El hogar de la leña está encendido como fuego
y es calor abrasador el de la gente en las casas,
en los vaivenes de un mundo que quiere nacer de nuevo.

Jack prepara a sus soldados, acólitos grises,
y los huesos son de la lluvia un festín,
pero los celtas tienen un plan.

Son las brujas y hechiceras, los vampiros, esqueletos y demonios
que unen sus manos con la piel
y levantan la defensa de los tiempos.

Llegan las ascuas en llamas, la linterna,
la calabaza de Jack el campesino,
pero ellos dan origen a una fiesta

con la bandera de victoria siempre al frente
y purgando todos los restos del mal que se avecina.

Está llamando al espectro la campana.
Un nuevo encuentro la ceniza de aquel fin.




Ángel Gabriel Cabrera. Material registrado. Derechos reservados.

Breve historia de la Noche de Brujas, Jack y el Samhain Celta

Cuenta la historia que en el Año Nuevo Celta o Samhain, en el que venían los espíritus del Más Allá de visita a nuestro mundo, la gente de Irlanda se vestía de demonio, fantasma o vampiro -entre otras figuras- para espantarlos, porque, al llegar a cada casa, la tomaban como ya poseída y cambiaban el rumbo.

La fecha del mismo coincide con el 31 de octubre de nuestro calendario -el gregoriano, ya que fue instalado por el Papa Gregorio- y se celebra, mayormente, en Irlanda, América del Norte y algunos países de Europa.

La imagen del esqueleto que generalmente se usa, junto con calabazas y otros, para representarlo, es la de Jack, el de la Linterna, quien se dice que es el comandante de este ejército infernal, condenado por Satanás a no entrar en el Infierno luego de que le jugara una broma que no pudo sortear, y por San Pedro a no ir al Cielo por sus malas acciones.

La Festividad de la Noche de Brujas conmemora los hechos que buscaban ahuyentar a las almas en pena reproduciendo a modo de festejo lo que comenzó a celebrarse aquella noche, de manera previa a la ofrenda de diferentes dones de la cosecha irlandesa en forma de deseos para la prosperidad para el año que comienza.