sábado, octubre 31, 2015

Breve historia de la Noche de Brujas, Jack y el Samhain Celta

Cuenta la historia que en el Año Nuevo Celta o Samhain, en el que venían los espíritus del Más Allá de visita a nuestro mundo, la gente de Irlanda se vestía de demonio, fantasma o vampiro -entre otras figuras- para espantarlo, porque, al llegar a cada casa, la tomaban como ya poseída y cambiaban el rumbo.

Coincide con el 31 de octubre de nuestro calendario -el gregoriano, ya que fue instalado por el Papa Gregorio- y se celebra, mayormente, en Irlanda, América del Norte y algunos países de Europa.

La imagen del esqueleto que generalmente se usa, junto con calabazas y otros, para representarlo, es la de Jack, el de la Linterna, quien se dice que es el comandante de este ejército infernal, condenado por Satanás a no entrar en el Infierno luego de que le jugara una broma que no pudo sortear, y por San Pedro a no ir al Cielo por sus malas acciones.

La Festividad de la Noche de Brujas conmemora los hechos que buscaban ahuyentar a las almas en pena reproduciendo a modo de festejo lo que comenzó a celebrarse aquella noche, de manera previa a la ofrenda de diferentes dones de la cosecha irlandesa en forma de deseos para la prosperidad del año siguiente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Siempre son bienvenidos los comentarios.